Saltar al contenido

Blog

3

Cuando tu hijo/a tiene algún tipo de intolerancia...

Siempre piden comer más o menos lo mismo: Mc Donalds, Burger King, Telepizza o Domino's Pizza. He elegido estos cuatro restaurantes para realizar una comparativa y comentarles los riesgos ante una intolerancia alimentaria. Aunque hay muchas intolerancias me centraré en las más comunes y preocupantes, estadísticamente: gluten y lactosa. Veremos que menús podemos solicitar si somos intolerantes o tenemos uno en la familia y vamos a estos restaurantes.

El mal hábito.

Añadir, aunque de esto no trata este post, que estos hábitos los podemos tener muy eventualmente (de 1 a 10 veces al año) para que sean saludables. No son una alternativa a nuestro poco tiempo para dar de comer a nuestros hijos/as sin cocinar nosotros/as mismos/as o para celebrar cumpleaños. Recordad siempre que, por ejemplo, los nuggets de pollo que compramos para comer en casa son tan malos como los de un restaurante, a pesar de que usemos aceite de oliva para freírlos. Es difícil conciliar todas nuestras vidas sin poner en riesgo nuestra salud y de los que más queremos, pero no imposible. ¡Ánimo mamás y papás!

Atención a la instalación.

Y en relación a la intolerancia asegurar siempre que el establecimiento disponga de un espacio donde sólo se cocinen los alimentos destinados a la persona intolerante. La presencia de alérgenos puede provenir de la contaminación cruzada: usar un mismo utensilio de cocina para dos platos diferentes, uno para una persona sin problemas de salud y otro intolerante, salpicar o espolvorear por accidente leche o harina por estar en la misma mesa de preparación, etc. La otra presencia es que el alimento sea o tenga un alérgeno. Les sorprenderá saber que hay ingredientes de estos restaurantes con muchos alérgenos que no podemos imaginar como habrán llegado a él, normalmente debido a la mezcla de grandes producciones industriales.

Comer hamburguesa

Hamburguesas

McDonald's y Burguer King tienen algunas diferencias, eso está claro. En seguridad alimentaria gana McDonald's ya que ofrece pan sin gluten aunque hay otros aspectos que no son tan deseables.

En McDonald's...

si no tuviera el pan sin gluten sólo estaría libre de gluten las ensaladas simples y los postres Sundae y McShake. Disponen de pan sin gluten pero yo no se si me arriesgaría mucho. Salsas, bacon y otros componentes de nuestra hipotética hamburguesa sin gluten pueden hacer que al final lo contenga. Pasa lo mismo con quien sea intolerante a la lactosa. ¿Quitarle el queso me garantiza que mi menú este libre de este azúcar? Si se decide por un McFish, consistente en un filete de pescado, pan y ketchup solamente, resulta que tiene lactosa. El resultado es que mediante la eliminación de ingredientes no te puedes fiar pues en el análisis de cada producto indica que contienen alérgenos por parte de ciertos ingredientes y no nos informan de cuales son.

En Burger King...

ocurre lo mismo y además no tienen pan para celíacos. Si tienes intolerancia al gluten sólo podrá comer patatas y ensalada simple, y de postre un smoothie o sunday sin sirope. Si tiene intolerancia a la lactosa, no pruebe ni alitas de pollo, ni nuggets ni chiken fries. No tome ningún postre, todos contienen lactosa. Para que se hagan una idea la hamburguesa simple, sin queso, contiene gluten, apio, sésamo y semillas y trazas de soja, leche y huevo. El menú para un intolerante a la lactosa se resume en aritos de cebolla y ensalada simple.

Comer pizza

Pizzas

Por el momento no hay noticias de que creen en Domino's Pizza masas sin gluten. Un celiaco no puede comer en este establecimiento. En Telepizza si hay masas sin gluten, pero con lactosa, huevo y con trazas de frutos secos. Eso si, sus publicaciones sobre alérgenos están detalladas por ingredientes y por pizzas estándar. Se puede saber el origen de todos los alérgenos. 

En Telepizza...

la carne de ternera tiene trazas de soja, lácteos y mostaza. Las masas tienen soja. El York contiene soja y lácteos y tiene trazas de apio, mostaza y sulfitos. El bacon tiene trazas de lácteos, mostaza, apio y sulfitos. Los ingredientes que usan no creo que difieran mucho de los otros restaurantes. Para un celiaco el menú es una de sus pizzas sin gluten sin carne de ternera, ni de pollo, ni kebab, ni gambas ni cangrejo, todos estos ingredientes tienen gluten. Un intolerante a la lactosa puede pedir alguna de sus masas que no llevan lactosa (alguna como la 3 pisos lleva lactosa) más ingredientes como atún, gambas y jamón serrano y vegetales en un fondo de tomate sin queso.

En Domino's Pizza...

un celíaco puede pedir, sólo ensalada de la huerta y un helado. Todas las masas, panes, pollo y ensaladas más completas contienen lactosa, como la ensalada de pollo crujiente. Todos los postres contienen soja y lactosa, o trazas de alguno de estos alérgenos.

Esto no tiene control ninguno...

Es sólo un limpiado de cara para decir que están haciendo algo y poder venderle más. Lo siento por Rocío, intolerante a la soja, por mi sobrino Manuel, intolerante al gluten y a la lactosa. Lo siento por tanta gente que se ve obligada a no poder disfrutar de una profesionalidad a la hora de comer fuera de casa con seguridad para su propia salud. Nadie se escapa a esto, bares, restaurantes y restaurantes de comida rápida... Parece que la salud de los demás no importa si siguen teniendo ventas. Las hamburgueserías no disponen de un análisis de sus ingredientes y mucho menos de sus productos modificados. Hamburguesa con pan sin gluten o sin queso. Esto no es hacer las cosas con seriedad, hay que pensar en el cliente y en su salud. No se puede no saber con seguridad lo que estamos comiendo. En este sentido Telepizza es el que más oferta productos a la carta y por tanto libres de ciertos alérgenos.

Esto es una lucha de intereses.

A pesar de conocer la materia de alimentación y nutrición he tenido que realizar un gran esfuerzo para elegir menús libres para mis amigas/os y familiares. ¿Qué esfuerzo debe realizar una persona que no ha estudiado dietética y nutrición? Sabiendo que una intolerancia no viene sola, que cuando uno padece una en el intestino normalmente vienen asociada a otras intolerancias tipo III debido a los cambios de nuestra flora intestinal, a la inflamación de nuestro epitelio intestinal y a nuestros hábitos. Si padece algún tipo de intolerancia conviene hacer un estudio detallado.

Sólo quieren vender más.

No tenemos que estar vigilando que el bacon no tenga lactosa o soja, es que por su propia naturaleza no debería tenerlo. Dejen abierta una ventana al cambio en sus modelos de negocio, pues nuestra salud no forma parte de él. Actualicen los cambios en sus tablas de alérgenos de sus restaurantes, cambien los proveedores que hacen que sus restaurantes tengan una dudosa calidad.

Realmente me da un poco de miedo comer una hamburguesa que puede conservarse en seco durante más de 5 años, sin que le salgan hongos, bacterias o sin que se descomponga. ¿Qué deben contener para saltarse el ciclo biológico de la vida? ¿en mis intestinos matará también a mi flora intestinal?

 

Información obtenida desde las propias webs de los establecimientos: 

http://www.mcdonalds.es/

http://bk-emea-prd.s3.amazonaws.com/sites/burgerking.es/files/documents/Nutricional-Junio2016_0.pdf

http://alergenos.dominospizza.es/consultar

http://static.telepizza.es/vol/es/images/docs/alergenos.pdf

 

La hamburguesa biónica.

Barriga es un concepto muy amplio

Según las más recientes publicaciones epidemiológicas sobre la celiaquía las regiones con una alimentación basada en los cereales panificables, que pueden ser transformados en pan al contener gluten, son los que más sufren esta enfermedad. Así pues quedan excluidos los continentes de América del Sur, basado en el maíz y la quinoa, y el continente asiático, basado en el arroz.

Hay encubrimientos de la celiaquía como colon irritable, hasta un 20% de los casos. Este dato es muy visible en poblaciones mixtas de países como India. África, sigue estando en el olvido, aunque cada vez más se esta comprobando que también tiene incidencias de la enfermedad celíaca (EC).

En el plano personal.

Si sufres de diarreas y, por tanto, de malabsorción, si te sientes hinchada/o y tienes dolor abdominal, puedes tener un determinado grado de una de las dos patologías, entre otras. Si eres caucásica/o (occidental) lo más frecuente es que seas celiaca/o.

Para que usted misma/o pueda comprobarlo elimine durante tres de semanas panes, pastas y cereales. Coma arroz, trigo sarraceno, maíz, quinoa, patata... Prueba los nuevos productos como pastas a base de algas y harinas de legumbres, como garbanzo, algarroba, etc. Si esas molestias desaparecen es que usted es intolerante o sensible al gluten. Si no mejora es que padece colon irritable.

En este caso prueba a reducir los alimentos cárnicos grasos, los excesos de grasas, la leche, los lácteos, bebidas con gas y alimentos que producen gas. Introduzca tofu, carne de soja y productos para veganos, que tienen perfiles de grasas vegetales saludables. A las tres semanas debería haber mejorado.

Para no tener esas molestas diarreas constantes hay que consumir además en ambos casos frutas, 3 raciones al día, y verduras, 2 raciones al día. Así aumentamos el volumen de fibra y les damos alimento a nuestras bacterias buenas.

Miremos a la población de nuevo.

Se observa que los patrones de incidencia de estas enfermedades están modificándose debido al aumento de inmigración en todo el mundo, haciendo de estos trastornos una preocupación a nivel mundial.

Estos patrones están determinados por la transmisión genética de distintos alelos o variantes de genes implicados en la digestión y absorción de ciertos nutrientes. Como el caso del gluten, lactosa, grasas saturadas y otros que puede estar relacionado con otros alelos que codifican proteínas constituyentes de nuestro propio intestino. Por ejemplo asiáticos que se establecen en países occidentales pueden tener descendencia intolerante al mezclarse con la población autóctona celíaca, al recibir esos alelos típicos de la historia de la agricultura occidental.

barriga sana o rápida

Y cuidado con la Diabetes

En Europa, América del Norte y Oceanía, donde más incidencia hay de EC, corremos un riesgo doble. El abuso de alimentos precocinados, ricos en azúcares y grasas saturadas, combinado en los celíacos con abuso de arroz como fuente principal de glúcidos o hidratos de carbono, puede derivar en Diabetes.

Los asiáticos y el arroz.

En este caso debemos aprender de la historia de los países donde predomina el consumo de arroz. El arroz tiene un alto índice glucémico y la diabetes es un gran problema en los países asiáticos. No podemos permitir "curar" la EC instaurando una diabetes por comer exclusivamente arroz como fuente de glúcidos. Sabemos de su comodidad a la hora de cocinar y por su precio. Hay otras muchas fuentes libres de gluten y es precisamente en su variedad donde reside el éxito de superar las intolerancias sin caer en esta enfermedad. La diabetes ha pasado de estar entre los 10 y 20 causas de mortalidad a estar entre las 5 primeras causas.

La diabetes va ganando.

Tiene una especial incidencia en niñas/os debido al alto consumo de zumos azucarados, refrescos, productos manufacturados y precocinados. Vemos que cuanta más prisa tenemos en nuestro día a día, peor nos alimentamos. El alimentarnos mal induce a nuestras/os pequeñas/os a imitarnos en nuestros comportamientos; somos más inconscientes y menos consecuentes.

Si corregimos mediante la educación de nuestros hábitos estos desequilibrios no sólo evitaremos nuestros males sino también la de nuestra prole. Si tiene dudas, quiere cambiar sus patrones alimentarios y cuidar de usted y de los suyos no dude en contactar conmigo, estaré encantado de que mejore su calidad de vida. 

He participado en el programa "Equipo de Investigación"

"Equipo de investigación: Dietas"

Tras visualizar el programa completo he llegado a unas conclusiones muy bien definidas:

  1. Comer sano y variado, sobretodo variado. No hay que correr riesgos innecesarios, hay que disfrutar el camino. No tienes que desalentarte por cambios drásticos, en una dieta sana hay pocas restricciones debido a su variedad.
  2. El camino es practicar ejercicio físico y comer de forma equilibrada o adaptada en caso de enfermedad. Es un camino simple pasados los días en que te habitúas a practicar deporte y distribuir tu alimentación diaria correctamente y semanal de forma variada se convierte en una rutina sin esfuerzo.
  3. Huir de modas y publicidad, son manipulaciones para comprar cosas que no necesitamos. Alteran nuestra percepción de salud a cánones de belleza enfermiza. Estas manipulaciones están muy ligadas a la mujer, que lleva siglos sufriendo estos vaivenes, ahora quieren incluir a los hombres y los medios lo están consiguiendo. Eres lo que comes, eres lo que compras para comer. El primer ejercicio es saber con qué llenamos la nevera.
  4. Mirar las etiquetas de los productos que compramos; con que aceites están hechos, cuantos aditivos tienen... si no tenemos tiempo para preparar nuestra comida en casa, al menos comprar cosas de calidad. Dicen que lo barato sale caro, multinacionales e intermediarios con países pobres son los grandes beneficiados, no nosotros al comer sus productos. Ve a comprar en tu mercado local, incluso manufacturados. Aunque debemos intentar cocinar nosotros mismos.
  5. Luchar por nuestro propio tiempo. La vida no esta hecha para que trabajemos 12 horas al día. Tenemos que tener tiempo para el ocio y deporte personal, para cuidar lo que comemos y para disfrutar de los nuestros. España es de los países donde más horas pasamos trabajando y también somos muy desorganizados. El estrés es un enemigo de la salud, afecta al subconsciente a la hora de comer y dormir.

2

El bulbo mágico

Cuando el padre de la medicina Hipócrates dijo "que tu alimento sea tu medicina, y que tu medicina sea tu alimento" seguro que tenía en mente este bulbo. Cultivada y elogiada desde el antiguo egipto, la cebolla, junto con el ajo y el puerro, es de los vegetales que más beneficios nos aporta. 

Esta casi todo el año con nosotros, sólo en la temporada de invierno escasea. Si las guardamos en condiciones óptimas de humedad y temperatura pueden conservarse hasta 8 meses.

Si quieres evitar la defensa de la planta ante sus depredadores, el sulfóxido de tiopropanal, córtala bajo un chorro de agua.

Propiedades innumerables

Además de todas las que os comento en las fotos, la cebolla combate el reumatismo, disuelve el ácido úrico, alcaliniza nuestro medio interno, protege la próstata, disminuye el riesgo de osteoporosis, facilita el trabajo intelectual, da elasticidad a las arterias, contiene mucha agua y pocas calorías, promueve el apetito, sacia y evita la fermentación de alimentos en nuestro sistema digestivo.

Todo ello gracias a su riqueza en minerales (potasio, fósforo, calcio, magnesio, azufre, hierro, manganeso, cobre, zinc, selenio y silicio), vitaminas (muchas del grupo B, especialmente B6 y Folato, vitamina C y vitamina E) y el antioxidante quercitina, cuya acción es más potente que la de la isoflavona que está tan de moda.

Ten cuidado si tienes acidez de estómago o sufres flatulencias: evítalas o disminuye su consumo.

1

Pepónidas, las bayas de las cucurbitáces.

La semana pasada le traje un recopilatorio de todas las frutas y verduras de temporada para esta primavera-verano.

Le iré presentando, poco a poco, los alimentos allí recogidos destacando sus cualidades. Empezamos con las verduras que son menos y acabaré con las frutas, que además son algo más tardías y coincidirá con su fecha de aparición.

Recordaros que estos alimentos son baratos y están disponibles en su mercado local, además de ser muy saludables y nutritivos. Puede cuidar su salud y su economía a la vez.

 

Propiedades de la calabaza
Propiedades del calabacín

Calabacín. Una exquisitez para muchos.

Aunque este alimento no tiene una temporada específica si que es más caro y difícil de conseguir en los meses de Septiembre y Octubre.

Reducen la retención de líquidos y promueven a la glándula tiroides.

Según su maduración su fibra cambia de solubles o pectinas a insolubles o celulosas; cuando el calabacín es joven es rico en pectinas y sentirá que está más saciado, cuando está más maduro contiene más celulosa y sentirá que evacua mejor.

2

Analicemos el concepto de superalimento

En principio un "superalimento"...

es un alimento que contiene una cantidad significativa de uno o más nutrientes interesantes para nuestra salud. No existe una definición técnica de este concepto, pero se esta usando ahora mismo y se están publicitando productos en base a él. Independientemente del criterio de selección de cuales alimentos son "superalimentos", pocos son los alimentos naturales no procesados que no destacan por tener alguna cualidad saludable.

Esto me lleva a los alimentos funcionales, que son alimentos ricos en determinados nutrientes, procesados y enriquecidos con vitaminas y minerales para cubrir el conjunto de necesidades de ciertas situaciones. En el sentido no patológico, el hecho de estar saludable es el marco donde puede encajar el concepto "superalimento", pero es que ya existe el concepto de alimentación equilibrada para cuando uno/a está sano/a, es decir, que una dieta variada ya es de por si una dieta preventiva de enfermedades. La lista de alimentos ricos en ciertos nutrientes es muy extensa y se puede personalizar tanto que generalizar unos pocos como "superalimentos" sin base científica puede no ser lo apropiado. Su defensa es clara y aplastante: son alimentos sanos, aunque tiene más sentido incorporar alimentos ricos a nuestra dieta variada habitual, se quieran definir como "superalimentos" o no.

Se va cociendo...

En la experimentación con los nutrientes de los "superalimentos"...

se detectan errores cómo tender a elevar mucho el nivel de nutrientes, de manera que entra en conflicto con otros nutrientes también esenciales, normalmente asociado el primero con excesos. Se realizan sobre tejidos o animales de experimentación: no sabemos que grado de absorción y de interacción con otros nutrientes tienen. Sí se conocen 3 ácidos beneficiosos que interfieren con otros nutrientes, como el ácido oxálico de las espinacas, que bloquea la absorción de calcio.

Hace algún tiempo se hablaba de nutracéuticos, alimentos ricos en determinados nutrientes con acción terapéutica. La contrariedad de éstos es que los alimentos no curan, sino que son un recurso para reforzar el tratamiento de enfermedades y esenciales en su prevención.

Realmente un modo de vida con dieta variada y ejercicio físico es lo que nos va a hacer estar saludables. En caso de caer en una enfermedad, dicho modo hace que ésta sea menos pesada. Si enfermamos, debemos escuchar a los profesionales.

1

No pierdas peso por tu cuenta

Al afrontar una pérdida de peso...

nuestro sabio cuerpo toma de nuestras reservas todo lo necesario para sobrevivir. Aun así hay muchos nutrientes que nuestro metabolismo no puede sintetizar, son los nutrientes esenciales. Hay muchos aminoácidos que podemos obtener de la pérdida de musculatura, la energía podemos obtenerla de las proteínas y grasas que tenemos acumuladas, pero las vitaminas y minerales, componentes constitutivos de todas las enzimas del metabolismo, sólo pueden ser obtenidas de un consumo regular de frutas y verduras, excepto la B12 que es de origen animal, aunque tenemos una especie bacteriana que al alimentarse de fibra vegetal nos da dicha vitamina.

No me gusta cuando escucho a personas cercanas a mi que hacen una comida al día, suprimen comidas o toman laxantes y con ellos puedo hablar, pero creo que es más generalizado de lo que pensamos. El no tener esos nutrientes esenciales diarios nos hace más propensos a la enfermedad, la debilidad de nuestro sistema inmunitario puede hacer que nuestra piel tenga propensión al cáncer durante el verano, época para la que nos pusimos a dieta por nuestra cuenta. Además una piel sin nutrientes esenciales esta flácida y no tiene la capacidad de regenerarse.

Estas prácticas también conducen a otras patologías graves como la anorexia y la bulimia. No toméis laxantes sin control ni dejéis de tomar las comidas básicas!

Pierde peso con cabeza

Cuando alguien quiere perder peso...

con un especialista cree que su vida va cambiar por completo. No es cuestión de cambios drásticos, de darlo todo hecho y sin explicar nada. No es así, no se puede alcanzar la meta sin hacer todo el recorrido. Hay que dar pequeños pasos, poco a poco nuestro cuerpo nos va a pedir que continuemos haciéndolo bien y nos sentarán mal los malos hábitos que teníamos. Para adelgazar tenemos la conexión inherente de unos buenos hábitos nutricionales con unos buenos hábitos de vida, especialmente respecto al ejercicio físico.

Por fortuna, conozco y trabajo con dos grandes profesionales que refuerzan mis tratamientos, una entrenadora personal y un psicólogo que me ayudan a tener éxito, que no es más que ud. consiga sus objetivos.

No ponga en riesgo su salud. No es necesario exponerse a un cáncer de piel en verano por nuestras debilidades inmunitarias a causa de una mala alimentación. Anímese a hacerlo extensible a todo el año, aprenda a diferenciar lo sano de lo que no lo es y adquiera para siempre el comer con inteligencia. Huya de lo fácil y rápido, normalmente es lo más nocivo.

Ponte una meta

Si algo ha hecho que me sienta orgulloso de mí es ver que los demás a mi alrededor están bien.

Ven, conoce y descubre los pequeños errores que todos tenemos y que nos afectan a la salud.

Con pequeñas tareas y con una dieta a medida notarás los efectos beneficiosos de por vida.

Con 21 días de esfuerzo y consejo llegarás rápidamente a tus objetivos. A partir de esos días la fuerza de voluntad se convierte en rutina, una rutina saludable.

Ademas aquí tienes a tu disposición a profesionales del ejercicio físico y de la psicología para asesorarte y reforzar tu tratamiento.

Yo ya lo he hecho. ¿Te animas?

Cada persona es especial, es como nos deberíamos sentir

La mala alimentación nubla nuestra propia percepción, cámbiala y te sentirás mejor contigo mismo/a.

La dieta debe ser igual de especial que tú, esa es la clave para no sentirnos bajo presión de estar a régimen.

No tienes que invertir en pastillas o suplementos, no tienes que comprar más que la comida que te gusta.

La personalización de la dieta es vital para sentirte bien y saber que estas comiendo correctamente según tu ritmo de vida.

Regístrate para la primera cita y disfruta de tu espacio personal.

2

Los antioxidantes y los radicales libres.

Hoy he leído en "El Economista" una noticia sobre la nutrición y el cáncer.

Me ha sorprendido que desde el Hospital Oncológico de la Comunidad Valenciana no se corrija y explique la verdadera realidad sobre los antioxidantes, presentes en frutas, verduras, frutos secos, aceites de frutos y semillas de calidad y en legumbres, y la formación natural en nuestro organismo de radicales libres. Seguramente su informe estará más detallado pero el periódico ha obviado cosas muy importantes en esta grave enfermedad.

El oxígeno que respiramos produce en nuestro organismo los radicales libres en muchas de nuestras moléculas, es decir, el oxígeno transforma a inestables ciertas regiones moleculares. Estas moléculas inestables pueden inducir al deterioro de otras moléculas, como nuestro ADN. La presencia de antioxidantes reduce la probabilidad de que esto suceda en condiciones normales, pero ¿qué ocurre cuando ya tenemos esta enfermedad? Justo lo contrario, las células cancerosas llegan más lejos y se instalan mejor en otros órganos si consumimos altas dosis de antioxidantes o si tomamos suplementos antioxidantes.

Si que me gustaría destacar lo práctico de la guía; como ejemplo, durante el tratamiento se dan síntomas que dificultan la masticación y deglución y en la noticia comentan muy bien cómo el enjuague con agua fría, con o sin miel, ayuda a combatir la sequedad de la boca o a no tener llagas al tratar de alimentarse los pacientes oncológicos. Destacan que la dieta mediterránea es preventiva, pero no dice que no es buena cuando la enfermedad esta instaurada.

Además de la noticia, os dejo unos enlaces interesantes aquí:

Nutrición ante el cáncer

Nutrientes y cáncer.

Los antioxidantes no son buenos en la enfermedad, aumentan el riesgo, sobretodo en mujeres! La dieta mediterránea es buena en la prevención pero no es un buen tratamiento del cáncer.

Es evidente que los buenos hábitos previenen la incidencia de enfermedades, incluido el cáncer, pero en el caso del tratamiento del cáncer el uso indiscriminado de antioxidantes aumenta mucho el riesgo de metástasis, incluso bajo tratamiento.

Otra evidencia es que un individuo, independientemente de la edad, que esta bien nutrido soporta mejor los tratamientos de radioterapia o quimioterapia; así llegamos a la misma conclusión, la dieta equilibrada y los buenos hábitos son buenos como medida preventiva, no para el tratamiento de la enfermedad o para llevar mejor el tratamiento de radio o quimio.

Hay que comprobar y no creer todo lo que se lee de una noticia; aunque el fin es bueno, el hecho de no afinar en el periodismo los detalles científicos hace que el artículo puede inducirnos a error, fatal por cierto. El error de que una dieta mediterránea, rica en antioxidantes, es buena para combatir el cáncer cuando ya se padece la enfermedad. Y es justo lo contrario.

2

Recomendaciones de la Guía

La guía de HHS y USDA

Los departamentos de Salud y Servicios Humanos (HHS) y de Agricultura de Estados Unidos (USDA) emiten cada 5 años una guía de recomendaciones muy completa sobre la alimentación humana y los hábitos saludables. En ella recomiendan los patrones de las dietas mediterránea y vegetariana, así que es muy propia para nosotros también. Es altamente recomendable para los profesionales y no excluyente para los que quieran aprender a comer, claro que hay que dominar bien el inglés para comprenderla.

En ella, además de los apartados que ya he mencionado, insisten en la práctica deportiva o de ejercicio físico, definen el patrón de dieta americana, realizan apéndices de alimentos ricos en determinados nutrientes y muestran los avances científicos respecto a la nutrición y a la agricultura sostenible en el marco actual.

Los componentes del patrón de vida saludable que promueve la guía incluyen el consumo diario de frutas y verduras frescas, especialmente frutas naturales y enteras, el consumo de granos enteros al menos el 50% de los carbohidratos totales, de leche y lácteos desnatados y las legumbres como fuente de proteína además de las otras propias a este grupo, como carnes, pescados y huevos. Limitan el consumo de azúcares simples, grasas trans y sodio, presentes en muchos productos envasados y preparados.

Veamos una síntesis de lo importante

Puntos más importantes de la guía.

Estoy a favor de casi todo lo que dicen, es discutible la promoción de leche y lácteos pues los componentes propios de estos alimentos están también en verduras de hoja verde que consumidas en crudo junto a un buen aceite de girasol, el más rico en vitamina D, hace que nos nutramos de calcio. Otras fuentes son los frutos secos, muy ricos en minerales y grasas buenas asociadas a la vitamina D.

Si os perdéis con lo del 50% de granos enteros os reconduzco a nuestro entender; se refiere al consumo de arroces integrales u otros cereales integrales, más típicos del desayuno o la merienda que casan muy bien con la leche y el yogur.

Quiero destacar las legumbres, pues 2016 es su año: son muy completas, fuente de casi todos los nutrientes y ricas en proteína. Si se combinan en el mismo plato con patata, arroz, harinas o pan resultan tan ricas en proteínas como la carne o los huevos, sin tener el indeseado colesterol. La inclusión de ellas en nuestra dieta no sólo beneficia nuestra salud, sino que también aportamos nuestro granito de arena para combatir el calentamiento global.

Os animo a dejar vuestros comentarios, estaré encantado de participar con vosotros.