Saltar al contenido

¿Qué es el éster de inulina-propionato? ¿Para qué sirve este suplemento?

La inulina, una fibra dietética.

La inulina es un carbohidrato no digerible que está presente en muchos vegetales, frutas y cereales. En la actualidad, a nivel industrial se extrae de la raíz de la achicoria y se utiliza ampliamente como suplemento en alimentos funcionales. La inulina y sus derivados (oligofructosa, fructooligosacáridos) son generalmente llamados fructanos, que están constituidos básicamente por cadenas lineales de fructosa.

En una amplia variedad de productos alimenticios se usa la inulina y sus derivados como: espesante, emulsificante, gelificante, sustituto de azúcares y de grasas, humectante, depresor del punto de congelación. También se emplean en la industria química-farmacéutica.  Se ha propuesto catalogar a los fructanos como "fibra funcional", en base a una nueva clasificación de la fibra dietética que considera el efecto fisiológico en el individuo. 

El nuevo estudio.

Los científicos han demostrado que las bacterias en el intestino liberan compuestos llamados Propionato, Butirato, Acetato y otros Ácidos Grasos de Cadena Corta (AGCC). Pero sólo cuando se digieren la fibra inulina y otras fibras dietéticas. A su vez, estos AGCC provocan en la células del intestino que envían señales al cerebro para reducir el apetito.

La teoría es que mediante el suplemento de inulina-propionato, en lugar de esperar a que nuestra flora intestinal los liberen, puede reducir drásticamente los antojos de alimentos muy energéticos en nuestro cerebro.

En términos sencillos, el consumo de fibra te hace sentir más plena, que envía una señal al cerebro para que deje de comer. Los investigadores creen que han creado un "atajo" que le permite sentirse más lleno sin comer tanta fibra.

Los investigadores de la Universidad de Glasgow y el Imperial College London realizaron recientemente un estudio. Éste incluyó a 20 voluntarios. La mitad de los voluntarios bebieron un batido de leche que contenía algo llamado éster de inulina-propionato, mientras que el de la otra mitad contenía sólo inulina.

Enfermedades para las que es útil.

Hablamos de enfermedades.

No sólo de saciedad debemos hablar cuando alimentamos bien a nuestra flora bacteriana. Además tiene un impacto global, tanto a nivel emocional como físico. Aunque mejoren y se hayan demostrado relaciones entre disbiosis y enfermedades mentales voy a centrarme en los parámetros físicos. Estos son Ácidos Grasos libres, Colesterol, Glucosa e Insulina circulantes en sangre y las hormonas GLP1 y PYY. La acción de la flora bacteriana disminuye los AG y colesterol en sangre y aumenta la sensibilidad a la insulina, haciéndola más efectiva. La captación de AGCC en las células intestinales libera las hormonas de saciedad, viajan directamente a nuestro cerebro. 

Enfermos con perfiles lipídicos altos y diabéticos son los que más interés pueden tener por este tratamiento. También como inhibidor del apetito selectivo se puede usar en tratamientos de obesidad. Esta suplementación alimenta a nuestras bacterias, y además nos provee de señales que desatan la respuesta neurológica en el eje intestino-cerebro, de esta manera nos hace sentirnos saciados/as. 

No olvidemos que es un suplemento.

Cómo todos los suplementos, hay que usarlos con precaución. Debemos consultar con los profesionales, pues si los usamos cuando no estamos enfermos, hacemos que nuestro organismo se vuelva vago. Además, la inclusión de AGCC asociada a la inulina puede limitar el crecimiento de nuestra flora bacteriana buena, un dato que no ha quedado muy claro. Las bacterias que las producen se inhiben cuando hay en el medio muchos de estos productos.

Todo suplemento debe aplicarse con un fin en caso agudo o en una fase de choque, pero no tomarlo como algo constante. Tiene efectos secundarios, al aumentar la actividad bacteriana también incrementa las flatulencias. O puede inducir distensión en el estómago. En personas con patologías instauradas puede no ser muy ventajoso.

 

 

¿Cuál es el impacto real del suplemento?

Cómo en todos los estudios tenemos que observar si el número de participantes es el correcto. Las muestras de los estudios que se están realizando son muy pequeñas. Lo interesante en este caso es realizar estudios completos sobre pacientes enfermos y sanos en diferentes etapas de su vida, donde se puede correlacionar con el sistema endocrino en su conjunto. También usan un software para la resonancia magnética funcional con un grado de error considerable.

Demostrada la real simbiosis de nuestra flora, este tipo de suplementos puede tener efectos beneficiosos en caso de tener el colesterol alto, de querer controlar la insulina o de perder peso. Pero siempre de manera puntual, lo mejor es reconducir nuestros hábitos a nuestra situación.

Las alternativas están disponibles, conoce tu flora intestinal.

Este suplemento es un probiótico para nuestra flora intestinal buena. Además incorpora otra molécula que se libera cuando la bacteria digiere la inulina. Este proceso es natural en nuestras bacterias, les damos de comer y ellas nos aportan muchos beneficios. Lo ideal es, por tanto, saber que comen nuestras bacterias y dárselo.

Así pues es precisamente la dieta mediterránea la que mejor se ajusta a las necesidades de ambos simbiontes. La presencia diaria de frutas y verduras de temporada, las legumbres y la preferencia de productos integrales son la clave. Podemos afinar según la situación personal. Para cada uno hay una manera de organizarlo y tener un equilibrio real.

 

Vídeo

 

 

La Disbiosis se sitúa entre enfermedad y teoría

Disbiosis es la "enfermedad" que presenta irregularidades microbianas sobre o dentro del cuerpo. La disbiosis es más prominente en el tracto digestivo o en la piel, pero también puede ocurrir en algunas superficies expuestas o en las mucosas como en la vagina, los pulmones, la nariz, los senos, las orejas, las uñas o los ojos.

¿Es una enfermedad?

Las comillas en la disbiosis como en enfermedad se refiere a que no está registrada en el CIE. Es decir, está catalogada como enfermedad poco común, pero es debido a la falta de estudios al respecto. Con los avances en genética ahora podemos identificar bacterias anaerobias sin necesidad de un difícil cultivo anaerobio muy costoso. Gracias a estas técnicas se está relacionando la disbiosis con otras patologías que no están bien estudiadas, como son la enfermedad de Crohn, el síndrome del intestino irritable, el cáncer colorrectal o el hígado graso no alcohólico. Y con otras más estudiadas como la obesidad, la diabetes o la aterosclerosis. Incluso se han dado correspondencias con enfermedades mentales como la depresión, el insomnio, el autismo y la pérdida de líbido. Muchos autores equiparan a la relación con nuestro microbioma como un segundo cerebro

El equilibrio entre las poblaciones.

En pequeñas cantidades las colonias microbianas se establecen en nosotros siendo benignas o beneficiosas en la mayoría de los casos. Este beneficioso y adecuado tamaño de las colonias microbianas realizan una series de funciones en nuestra homeostasis provechosas y necesarias. También protegen el cuerpo de la penetración de microbios patógenos. Estas colonias microbianas beneficiosas también compiten las unas contra las otras de modo que ninguna colonia microbiana específica domina.

Bacteroides biacutis.

Cómo evitar la Disbiosis de nuestro microbioma

Para cuidar nuestra flora debemos conocerla un poco. Ya se han realizado numerosos estudios en la búsqueda de su funcionamiento e identificación. Para distinguirlas las dividiremos en "buenas" y "malas", aunque no es correcto puesto que todas son buenas y necesarias pero en un número poblacional determinado.

Las buenas son las protectoras o lácticas, las inmunomoduladoras y las muconutritivas. Producen agua oxigenada e inductores de respuesta inmunitaria. Mantienen la estructura de barrera propia del intestino. Liberan ácidos grasos de cadena corta que suponen el 90% de la nutrición del epitelio intestinal y producen en él la expresión de genes protectores. El ambiente ácido que crean corrige la liberación de amoniaco por las malas transformándolo en amonio.

Las malas son fermentadoras de proteínas, producen aminas biógenas, amoniaco y otros productos tóxicos. Lo nocivo de las "malas" es que lo hagan en demasiada proporción, ya que como he mencionado antes, son necesarias y en densidades bajas también tienen efectos positivos para nuestra salud. El sobrecrecimiento de proteolíticas induce a la inflamación y a la alteración de la permeabilidad del intestino. Su mantenimiento en el tiempo se expresa con sobrecarga hepática, con alteraciones metabólicas y la aparición de alergias tipo III a muchos alimentos.

Alimentos para nuestra flora intestinal.

Para cuidar a las que más nos favorecen, y que a su vez controlan el número de las que nos pueden hacer enfermar, podemos consumir alimentos probióticos y prebióticos y suplementar las bacterias que nos faltan en número. La garantía es llevar una alimentación equilibrada, es decir, volver a comer fruta y verdura diariamente, 5 raciones al día, y aumentar la fibra dietética, con la sustitución de los productos refinados por las integrales. Y ahora, poco a poco:

PROBIÓTICOS: Son alimentos que contienen bacterias, ya que se han usado para manufacturarlos. Estos son yogures, kéfir y otros fermentados, como encurtidos, chucrut, etc.

PREBIÓTICOS: Son alimentos ricos en fibras solubles y fructooligosacáridos que favorecen la nutrición y el establecimiento de las bacterias buenas. Se pueden incluir aquí la sopa miso, el chocolate negro, las algas y el vino, los cuales favorecen la nutrición de las bacterias buenas existentes.

LA FIBRA: Esta presente en todos los alimentos vegetales, en menor o mayor proporción, debido a las técnicas para industrializar los alimentos muchas veces se elimina la fibra para su uso, como en las harinas blancas refinadas para hacer pan blanco. Siempre deberíamos habituarnos a comprar los alimentos más naturales o integrales, así los tenemos en casa disponibles. Además comer todos los días 2 platos de verduras y 3 raciones de frutas, asegurando así que nuestras bacterias "buenas" tengan su ración de fibras solubles e insolubles.

SUPLEMENTOS: A veces es necesario tratar la disbiosis con los mismos organismos que componen nuestra flora bacteriana, con "medicamentos" a base de bacterias y que no están presentes en los alimentos o que podamos "alimentar" con ciertos nutrientes. Siempre que uses alguno de estos productos que sea bajo la prescripción y seguimiento de un profesional. 

3

Cuando tu hijo/a tiene algún tipo de intolerancia...

Siempre piden comer más o menos lo mismo: Mc Donalds, Burger King, Telepizza o Domino's Pizza. He elegido estos cuatro restaurantes para realizar una comparativa y comentarles los riesgos ante una intolerancia alimentaria. Aunque hay muchas intolerancias me centraré en las más comunes y preocupantes, estadísticamente: gluten y lactosa. Veremos que menús podemos solicitar si somos intolerantes o tenemos uno en la familia y vamos a estos restaurantes.

El mal hábito.

Añadir, aunque de esto no trata este post, que estos hábitos los podemos tener muy eventualmente (de 1 a 10 veces al año) para que sean saludables. No son una alternativa a nuestro poco tiempo para dar de comer a nuestros hijos/as sin cocinar nosotros/as mismos/as o para celebrar cumpleaños. Recordad siempre que, por ejemplo, los nuggets de pollo que compramos para comer en casa son tan malos como los de un restaurante, a pesar de que usemos aceite de oliva para freírlos. Es difícil conciliar todas nuestras vidas sin poner en riesgo nuestra salud y de los que más queremos, pero no imposible. ¡Ánimo mamás y papás!

Atención a la instalación.

Y en relación a la intolerancia asegurar siempre que el establecimiento disponga de un espacio donde sólo se cocinen los alimentos destinados a la persona intolerante. La presencia de alérgenos puede provenir de la contaminación cruzada: usar un mismo utensilio de cocina para dos platos diferentes, uno para una persona sin problemas de salud y otro intolerante, salpicar o espolvorear por accidente leche o harina por estar en la misma mesa de preparación, etc. La otra presencia es que el alimento sea o tenga un alérgeno. Les sorprenderá saber que hay ingredientes de estos restaurantes con muchos alérgenos que no podemos imaginar como habrán llegado a él, normalmente debido a la mezcla de grandes producciones industriales.

Comer hamburguesa

Hamburguesas

McDonald's y Burguer King tienen algunas diferencias, eso está claro. En seguridad alimentaria gana McDonald's ya que ofrece pan sin gluten aunque hay otros aspectos que no son tan deseables.

En McDonald's...

si no tuviera el pan sin gluten sólo estaría libre de gluten las ensaladas simples y los postres Sundae y McShake. Disponen de pan sin gluten pero yo no se si me arriesgaría mucho. Salsas, bacon y otros componentes de nuestra hipotética hamburguesa sin gluten pueden hacer que al final lo contenga. Pasa lo mismo con quien sea intolerante a la lactosa. ¿Quitarle el queso me garantiza que mi menú este libre de este azúcar? Si se decide por un McFish, consistente en un filete de pescado, pan y ketchup solamente, resulta que tiene lactosa. El resultado es que mediante la eliminación de ingredientes no te puedes fiar pues en el análisis de cada producto indica que contienen alérgenos por parte de ciertos ingredientes y no nos informan de cuales son.

En Burger King...

ocurre lo mismo y además no tienen pan para celíacos. Si tienes intolerancia al gluten sólo podrá comer patatas y ensalada simple, y de postre un smoothie o sunday sin sirope. Si tiene intolerancia a la lactosa, no pruebe ni alitas de pollo, ni nuggets ni chiken fries. No tome ningún postre, todos contienen lactosa. Para que se hagan una idea la hamburguesa simple, sin queso, contiene gluten, apio, sésamo y semillas y trazas de soja, leche y huevo. El menú para un intolerante a la lactosa se resume en aritos de cebolla y ensalada simple.

Comer pizza

Pizzas

Por el momento no hay noticias de que creen en Domino's Pizza masas sin gluten. Un celiaco no puede comer en este establecimiento. En Telepizza si hay masas sin gluten, pero con lactosa, huevo y con trazas de frutos secos. Eso si, sus publicaciones sobre alérgenos están detalladas por ingredientes y por pizzas estándar. Se puede saber el origen de todos los alérgenos. 

En Telepizza...

la carne de ternera tiene trazas de soja, lácteos y mostaza. Las masas tienen soja. El York contiene soja y lácteos y tiene trazas de apio, mostaza y sulfitos. El bacon tiene trazas de lácteos, mostaza, apio y sulfitos. Los ingredientes que usan no creo que difieran mucho de los otros restaurantes. Para un celiaco el menú es una de sus pizzas sin gluten sin carne de ternera, ni de pollo, ni kebab, ni gambas ni cangrejo, todos estos ingredientes tienen gluten. Un intolerante a la lactosa puede pedir alguna de sus masas que no llevan lactosa (alguna como la 3 pisos lleva lactosa) más ingredientes como atún, gambas y jamón serrano y vegetales en un fondo de tomate sin queso.

En Domino's Pizza...

un celíaco puede pedir, sólo ensalada de la huerta y un helado. Todas las masas, panes, pollo y ensaladas más completas contienen lactosa, como la ensalada de pollo crujiente. Todos los postres contienen soja y lactosa, o trazas de alguno de estos alérgenos.

Esto no tiene control ninguno...

Es sólo un limpiado de cara para decir que están haciendo algo y poder venderle más. Lo siento por Rocío, intolerante a la soja, por mi sobrino Manuel, intolerante al gluten y a la lactosa. Lo siento por tanta gente que se ve obligada a no poder disfrutar de una profesionalidad a la hora de comer fuera de casa con seguridad para su propia salud. Nadie se escapa a esto, bares, restaurantes y restaurantes de comida rápida... Parece que la salud de los demás no importa si siguen teniendo ventas. Las hamburgueserías no disponen de un análisis de sus ingredientes y mucho menos de sus productos modificados. Hamburguesa con pan sin gluten o sin queso. Esto no es hacer las cosas con seriedad, hay que pensar en el cliente y en su salud. No se puede no saber con seguridad lo que estamos comiendo. En este sentido Telepizza es el que más oferta productos a la carta y por tanto libres de ciertos alérgenos.

Esto es una lucha de intereses.

A pesar de conocer la materia de alimentación y nutrición he tenido que realizar un gran esfuerzo para elegir menús libres para mis amigas/os y familiares. ¿Qué esfuerzo debe realizar una persona que no ha estudiado dietética y nutrición? Sabiendo que una intolerancia no viene sola, que cuando uno padece una en el intestino normalmente vienen asociada a otras intolerancias tipo III debido a los cambios de nuestra flora intestinal, a la inflamación de nuestro epitelio intestinal y a nuestros hábitos. Si padece algún tipo de intolerancia conviene hacer un estudio detallado.

Sólo quieren vender más.

No tenemos que estar vigilando que el bacon no tenga lactosa o soja, es que por su propia naturaleza no debería tenerlo. Dejen abierta una ventana al cambio en sus modelos de negocio, pues nuestra salud no forma parte de él. Actualicen los cambios en sus tablas de alérgenos de sus restaurantes, cambien los proveedores que hacen que sus restaurantes tengan una dudosa calidad.

Realmente me da un poco de miedo comer una hamburguesa que puede conservarse en seco durante más de 5 años, sin que le salgan hongos, bacterias o sin que se descomponga. ¿Qué deben contener para saltarse el ciclo biológico de la vida? ¿en mis intestinos matará también a mi flora intestinal?

 

Información obtenida desde las propias webs de los establecimientos: 

http://www.mcdonalds.es/

http://bk-emea-prd.s3.amazonaws.com/sites/burgerking.es/files/documents/Nutricional-Junio2016_0.pdf

http://alergenos.dominospizza.es/consultar

http://static.telepizza.es/vol/es/images/docs/alergenos.pdf

 

La hamburguesa biónica.

Barriga es un concepto muy amplio

Según las más recientes publicaciones epidemiológicas sobre la celiaquía las regiones con una alimentación basada en los cereales panificables, que pueden ser transformados en pan al contener gluten, son los que más sufren esta enfermedad. Así pues quedan excluidos los continentes de América del Sur, basado en el maíz y la quinoa, y el continente asiático, basado en el arroz.

Hay encubrimientos de la celiaquía como colon irritable, hasta un 20% de los casos. Este dato es muy visible en poblaciones mixtas de países como India. África, sigue estando en el olvido, aunque cada vez más se esta comprobando que también tiene incidencias de la enfermedad celíaca (EC).

En el plano personal.

Si sufres de diarreas y, por tanto, de malabsorción, si te sientes hinchada/o y tienes dolor abdominal, puedes tener un determinado grado de una de las dos patologías, entre otras. Si eres caucásica/o (occidental) lo más frecuente es que seas celiaca/o.

Para que usted misma/o pueda comprobarlo elimine durante tres de semanas panes, pastas y cereales. Coma arroz, trigo sarraceno, maíz, quinoa, patata... Prueba los nuevos productos como pastas a base de algas y harinas de legumbres, como garbanzo, algarroba, etc. Si esas molestias desaparecen es que usted es intolerante o sensible al gluten. Si no mejora es que padece colon irritable.

En este caso prueba a reducir los alimentos cárnicos grasos, los excesos de grasas, la leche, los lácteos, bebidas con gas y alimentos que producen gas. Introduzca tofu, carne de soja y productos para veganos, que tienen perfiles de grasas vegetales saludables. A las tres semanas debería haber mejorado.

Para no tener esas molestas diarreas constantes hay que consumir además en ambos casos frutas, 3 raciones al día, y verduras, 2 raciones al día. Así aumentamos el volumen de fibra y les damos alimento a nuestras bacterias buenas.

Miremos a la población de nuevo.

Se observa que los patrones de incidencia de estas enfermedades están modificándose debido al aumento de inmigración en todo el mundo, haciendo de estos trastornos una preocupación a nivel mundial.

Estos patrones están determinados por la transmisión genética de distintos alelos o variantes de genes implicados en la digestión y absorción de ciertos nutrientes. Como el caso del gluten, lactosa, grasas saturadas y otros que puede estar relacionado con otros alelos que codifican proteínas constituyentes de nuestro propio intestino. Por ejemplo asiáticos que se establecen en países occidentales pueden tener descendencia intolerante al mezclarse con la población autóctona celíaca, al recibir esos alelos típicos de la historia de la agricultura occidental.

barriga sana o rápida

Y cuidado con la Diabetes

En Europa, América del Norte y Oceanía, donde más incidencia hay de EC, corremos un riesgo doble. El abuso de alimentos precocinados, ricos en azúcares y grasas saturadas, combinado en los celíacos con abuso de arroz como fuente principal de glúcidos o hidratos de carbono, puede derivar en Diabetes.

Los asiáticos y el arroz.

En este caso debemos aprender de la historia de los países donde predomina el consumo de arroz. El arroz tiene un alto índice glucémico y la diabetes es un gran problema en los países asiáticos. No podemos permitir "curar" la EC instaurando una diabetes por comer exclusivamente arroz como fuente de glúcidos. Sabemos de su comodidad a la hora de cocinar y por su precio. Hay otras muchas fuentes libres de gluten y es precisamente en su variedad donde reside el éxito de superar las intolerancias sin caer en esta enfermedad. La diabetes ha pasado de estar entre los 10 y 20 causas de mortalidad a estar entre las 5 primeras causas.

La diabetes va ganando.

Tiene una especial incidencia en niñas/os debido al alto consumo de zumos azucarados, refrescos, productos manufacturados y precocinados. Vemos que cuanta más prisa tenemos en nuestro día a día, peor nos alimentamos. El alimentarnos mal induce a nuestras/os pequeñas/os a imitarnos en nuestros comportamientos; somos más inconscientes y menos consecuentes.

Si corregimos mediante la educación de nuestros hábitos estos desequilibrios no sólo evitaremos nuestros males sino también la de nuestra prole. Si tiene dudas, quiere cambiar sus patrones alimentarios y cuidar de usted y de los suyos no dude en contactar conmigo, estaré encantado de que mejore su calidad de vida. 

1

No pierdas peso por tu cuenta

Al afrontar una pérdida de peso...

nuestro sabio cuerpo toma de nuestras reservas todo lo necesario para sobrevivir. Aun así hay muchos nutrientes que nuestro metabolismo no puede sintetizar, son los nutrientes esenciales. Hay muchos aminoácidos que podemos obtener de la pérdida de musculatura, la energía podemos obtenerla de las proteínas y grasas que tenemos acumuladas, pero las vitaminas y minerales, componentes constitutivos de todas las enzimas del metabolismo, sólo pueden ser obtenidas de un consumo regular de frutas y verduras, excepto la B12 que es de origen animal, aunque tenemos una especie bacteriana que al alimentarse de fibra vegetal nos da dicha vitamina.

No me gusta cuando escucho a personas cercanas a mi que hacen una comida al día, suprimen comidas o toman laxantes y con ellos puedo hablar, pero creo que es más generalizado de lo que pensamos. El no tener esos nutrientes esenciales diarios nos hace más propensos a la enfermedad, la debilidad de nuestro sistema inmunitario puede hacer que nuestra piel tenga propensión al cáncer durante el verano, época para la que nos pusimos a dieta por nuestra cuenta. Además una piel sin nutrientes esenciales esta flácida y no tiene la capacidad de regenerarse.

Estas prácticas también conducen a otras patologías graves como la anorexia y la bulimia. No toméis laxantes sin control ni dejéis de tomar las comidas básicas!

Pierde peso con cabeza

Cuando alguien quiere perder peso...

con un especialista cree que su vida va cambiar por completo. No es cuestión de cambios drásticos, de darlo todo hecho y sin explicar nada. No es así, no se puede alcanzar la meta sin hacer todo el recorrido. Hay que dar pequeños pasos, poco a poco nuestro cuerpo nos va a pedir que continuemos haciéndolo bien y nos sentarán mal los malos hábitos que teníamos. Para adelgazar tenemos la conexión inherente de unos buenos hábitos nutricionales con unos buenos hábitos de vida, especialmente respecto al ejercicio físico.

Por fortuna, conozco y trabajo con dos grandes profesionales que refuerzan mis tratamientos, una entrenadora personal y un psicólogo que me ayudan a tener éxito, que no es más que ud. consiga sus objetivos.

No ponga en riesgo su salud. No es necesario exponerse a un cáncer de piel en verano por nuestras debilidades inmunitarias a causa de una mala alimentación. Anímese a hacerlo extensible a todo el año, aprenda a diferenciar lo sano de lo que no lo es y adquiera para siempre el comer con inteligencia. Huya de lo fácil y rápido, normalmente es lo más nocivo.

2

Los antioxidantes y los radicales libres.

Hoy he leído en "El Economista" una noticia sobre la nutrición y el cáncer.

Me ha sorprendido que desde el Hospital Oncológico de la Comunidad Valenciana no se corrija y explique la verdadera realidad sobre los antioxidantes, presentes en frutas, verduras, frutos secos, aceites de frutos y semillas de calidad y en legumbres, y la formación natural en nuestro organismo de radicales libres. Seguramente su informe estará más detallado pero el periódico ha obviado cosas muy importantes en esta grave enfermedad.

El oxígeno que respiramos produce en nuestro organismo los radicales libres en muchas de nuestras moléculas, es decir, el oxígeno transforma a inestables ciertas regiones moleculares. Estas moléculas inestables pueden inducir al deterioro de otras moléculas, como nuestro ADN. La presencia de antioxidantes reduce la probabilidad de que esto suceda en condiciones normales, pero ¿qué ocurre cuando ya tenemos esta enfermedad? Justo lo contrario, las células cancerosas llegan más lejos y se instalan mejor en otros órganos si consumimos altas dosis de antioxidantes o si tomamos suplementos antioxidantes.

Si que me gustaría destacar lo práctico de la guía; como ejemplo, durante el tratamiento se dan síntomas que dificultan la masticación y deglución y en la noticia comentan muy bien cómo el enjuague con agua fría, con o sin miel, ayuda a combatir la sequedad de la boca o a no tener llagas al tratar de alimentarse los pacientes oncológicos. Destacan que la dieta mediterránea es preventiva, pero no dice que no es buena cuando la enfermedad esta instaurada.

Además de la noticia, os dejo unos enlaces interesantes aquí:

Nutrición ante el cáncer

Nutrientes y cáncer.

Los antioxidantes no son buenos en la enfermedad, aumentan el riesgo, sobretodo en mujeres! La dieta mediterránea es buena en la prevención pero no es un buen tratamiento del cáncer.

Es evidente que los buenos hábitos previenen la incidencia de enfermedades, incluido el cáncer, pero en el caso del tratamiento del cáncer el uso indiscriminado de antioxidantes aumenta mucho el riesgo de metástasis, incluso bajo tratamiento.

Otra evidencia es que un individuo, independientemente de la edad, que esta bien nutrido soporta mejor los tratamientos de radioterapia o quimioterapia; así llegamos a la misma conclusión, la dieta equilibrada y los buenos hábitos son buenos como medida preventiva, no para el tratamiento de la enfermedad o para llevar mejor el tratamiento de radio o quimio.

Hay que comprobar y no creer todo lo que se lee de una noticia; aunque el fin es bueno, el hecho de no afinar en el periodismo los detalles científicos hace que el artículo puede inducirnos a error, fatal por cierto. El error de que una dieta mediterránea, rica en antioxidantes, es buena para combatir el cáncer cuando ya se padece la enfermedad. Y es justo lo contrario.

¿Te gusta? ¡Interacciona! :)