Saltar al contenido

Encontradas hasta 67 marcadores de enfermedades cardiovasculares

Te traigo un artículo científico que desvela de entre 400 metabolitos los marcadores  resultantes en sangre de una dieta mediterránea y que compara con los obtenidos de pacientes con enfermedades cardiovaculares. Es un indicio más de la importancia de las interacciones entre nuestro organismo y el ambiente. La metabolómica está aquí para detectar con precisión una enfermedad cardiovascular sin recurrir a la estadística de riesgos basada en cuestionarios. Esta estadística está muy bien para poblaciones, pero no para detectar casos particulares. ¿Aclaramos algunos conceptos?

Las ómicas.

Cuando os insisto en la importancia de la microbiota se debe a que las bacterias que la forman nos otorgan sus propiedades en forma de producto de sus genes. Quiero decir que, para digerir un alimento, no sólo usamos nuestros genes, primero usamos los del microbioma (el conjunto de genes de la microbiota). Para la microbiota, está el microbioma y es estudiado por la microbiómica. Para nuestros genes, está el genoma y es estudiado por la genómica. No confundir con genética, que estudia los genes individuales. Tanto para nosotros como para nuestros comensales del intestino después viene la transcriptómica, que estudia los ARN mensajeros o transcriptoma. También tenemos la proteómica, el estudio del proteoma. Además y por último tenemos la metabolómica. Es el estudio de los metabolitos. Aquí es donde se desarrolla este artículo. Para situarnos.

La dieta y sus interacciones

La dieta mediterránea es un factor externo para nosotros, es ambiente. Podríamos tener otra dieta, cualquiera. Precisamente es la estudiada para encontrar qué metabolitos produce en nuestro organismo. Recuerda que es la dieta cardiosaludable por antonomasia. Las moléculas estudiadas que la dieta genera en el organismo vienen determinadas por los alimentos que ingerimos y su cantidad dependerá del número de genes que se activen. Estos genes producen enzimas o proteínas. A su vez éstas producen metabolitos o son directamente metabolitos, respectivamente. Y así se obtienen los marcadores.

¿Cómo medir la interacción?

Veamos un ejemplo más gráfico, como en la foto. Imagina que te sacan sangre, imagina que meten unas gotas en un dispositivo con  muchas luces pequeñas. Cada luz representa una molécula marcadora o metabolito indicador de un factor de riesgo cardiovascular. Las moléculas marcadoras que tenemos en sangre encenderán la luz correspondiente y según su cantidad así será la intensidad de la luz. En otras palabras que las dichas en la introducción, lo que han descubierto son las combinaciones de luces que predicen diferentes patologías cardiovasculares. Una pasada, ¿no?.

Imagina que

Igual debe ocurrir con el resto de ómicas. Es un gran avance que le queda a la ciencia por dar, pero que ya está en proceso. Imagina que con una muestra fecal puedes saber por las poblaciones de tu microbiota tu predisposición a enfermedades mediante el análisis de los productos del microbioma. Piensa que en el futuro usarás unas bacterias que producen ciertos metabolitos para ayudar a nuestro cuerpo a luchar contra una infección en vez de antibióticos. Algún día sabrás que según sea tu producción de enzimas conocerás como afecta tu dieta a tus genes, a través de la epigenética. Sólo tenemos que movernos entre los "escalones" genes - enzimas - metabolitos - ambiente para hallar sus interacciones.

Las interacciones

Recuerdo las clases de ecología en las que me insistían en que la mayor riqueza se produce en los ecotonos. Ecotono es la parte donde interactúan dos ecosistemas diferentes. Es donde tenemos que poner el foco. Las interacciones son más importantes de lo que pensamos. Esto puede llevarse a otros muchos niveles o escalones que van a determinar el ambiente que nos rodea. Pero eso ya lo dejo en el pensamiento de cada persona. Lo importante es la aplicabilidad de los que trata el artículo, ya que son a niveles bioquímicos, resultan medibles y comparables. Otorga una práctica herramienta de detección de factores de riesgo a nivel personalizado.

Fuente:

doi:10.1093/eurheartj/ehaa209

2

El Covid-19 y la microbiota

Estoy leyendo mucho sobre el Covid-19 y todavía parece que no hay nada claro. También es normal, ¿no? Ha pasado muy poco tiempo para llevar a cabo investigaciones que clarifiquen todo respecto a este virus. Hoy mismo me ha llegado que realmente no es una enfermedad pulmonar, sino una enfermedad sanguínea que se manifiesta antes en los pulmones debido a su gran y estrecha vascularización. A pesar de ello, me gustaría comentaros las posibles vías de investigación que, precisamente, están relacionadas con la flora, o mejor dicho, la microbiota intestinal. Además hay relaciones con el metabolismo de la vitamina D y la HTA e incluso hay bacterias de nuestra microbiota afectadas por el Covid-19.

Microbiota e inflamación

Su origen está en el intestino. Los científicos chinos han encontrado correlación en los pacientes de Covid-19 de disminuciones de Bifidobacteria y Lactobacillus y de aumentos de Corynebacterium y Ruthenibacterium con la hipoxia sufrida por los pacientes debido a la alteración de los patrones de inflamación. En 1 de cada 2 pacientes a los que se le analizaron las heces se ha encontrado el coronoavirus (1) La microbiota intestinal y pulmonar están interconectadas. Los LPS producen un clima proinflamatorio en un ecosistema intestinal alterado, se pierde la estructura sana y aumenta la permeabilidad. La comida, el estilo de vida y el medio ambiente están claramente involucrados. Además las personas mayores son los que muestran mayores diferencias en las poblaciones bacterianas con respecto al perfil sano, debido a la edad.

Bacterias infectadas por Covid-19

Junto a los virus encontrados en las heces encontraron, además, grandes cantidades de la bacteria Prevotella. Parecía algo increíble pero se realizaron de nuevo las pruebas y los científicos chinos han comprobado que el Covid-19 se comporta como un bacteriófago para esta bacteria. Esto podría explicar las variaciones de la carga viral entre personas. Una Prevotella infectiva en un intestino permeable por la inflamación puede incrementar los síntomas respiratorios. Este hecho ha hecho pensar a otras personas que han verificado que la infectividad en niños puede ser menor debido a que la microbiota inmadura de los niños es pobre en Prevotella. Si resulta que es una infección mixta la combinación de hidroxicloroquina con azitromicina adquiere mucha importancia.

Vitamina D y HTA

En pacientes con radioterapia se ha demostrado que el propio tratamiento altera el nivel sérico, la distribución y el metabolismo de la vitamina D. El mediador entre esta relación es la microbiota intestinal. Así, en estos pacientes se desarrolla una disbiosis microbiana o modificación de las poblaciones de nuestras bacterias. Esta disbiosis altera el desarrollo inmunológico, los metabolitos del microbioma (es decir, las proteínas generadas por los genes de estas bacterias) y las cascadas de señalización para los receptores de la vitamina D.

Además, la alteración de la microbiota intestinal contribuye al desarrollo de la hipertensión arterial mediada por la deficiencia de vitamina D. El descenso de las bacterias Intestinimonas, Subdoligranulum, Ruminiclostridium y Pseudoflavonifractor promueven la deficiencia de vitamina D y el desarrollo de la hipertensión arterial. Recodad que la hipertensión promueve el SRAA (Sistema Renina - Angiotensina - Aldosterona) y elevados niveles de ECA2 (Enzima convertidora de Angiotensina II), receptor de infección de todos los coronavirus. Además, no sólo para esta enfermedad, sino para otras enfermedades inflamatorias mediadas por el sistema inmune, haciendo significativo el rol de la microbiota intestinal, de sus metabolitos y cadenas de reacción mutualista.

Conclusiones temporales

A pesar de que los médicos han dado con un argumento contundente, el tratamiento con vitamina D administrada de forma externa en grandes dosis puede ser contraproducente. Al tomarla de esta forma inhibe nuestros sistemas naturales. Además, ya se han realizado las pruebas con altas dosis y los resultados no son satisfactorios. Comiendo alimentos ricos en esta vitamina, la producción por la piel al tomar el sol y con la que produce de manera natural nuestra microbiota podemos mantener las funciones de la vitamina D.

Para cuidarnos podríamos bien tomar algún probiótico, como Lactobacillus brevis para mantener la estructura de la capa mucosa o barrera intestinal. Al tener esta capa sana podemos intentar evitar la posible entrada de unas Prevotella infectadas, ya que inhibe específicamente sus adhesinas. Y además alimentos vivos como yogur o kéfir, choucrut o kimchi y embutidos curados por fermentación. O bien hay que añadir más fibras vegetales de alimentos integrales y crudos en nuestra alimentación (más prebióticos).

Conocer posibilita mejorar

Conocer es poder

A nivel personal me gusta entablar una buena relación con el cliente, de forma que podamos conocer las mejores pautas y establecer hábitos personalizados. Enseño y aplico los principios de la dieta por intercambios. Para las personas que se inician uso un método sencillo. Para los más experimentados, un método un poco más complicado pero muy meticuloso, ya que puedes introducir cualquier alimento, ya sea natural, manufacturado o procesado.

Además puede conocer su flora bacteriana y/o su genética. Con esto yo no gano nada, el precio es el establecido por el laboratorio. Conocer estos parámetros puede marcar la diferencia en la obtención de los resultados u objetivos que quieras marcar.

A nivel empresarial me gusta seguir las normas de seguridad alimentaria. Para ello mi base es Tecoal y necesitamos conocer tus necesidades empresariales. Formamos un gran equipo en el que cada día buscamos una perfección mayor. Además con los laboratorios de Microal podemos realizar todo tipo de pruebas. Mejoramos o diseñamos nuevos productos y/o servicios.

El departamento de Nutrición y Dietética.

En la asesoría nutricional aplicamos el plan EVACOLE. Realizamos las propuestas de mejoras de contratos públicos y las adaptaciones al anteproyecto de ley pionero en España: Ley para la Promoción de una Vida Saludable y una Alimentación Equilibrada de Andalucía. Podemos instaurar en su empresa un modelo de empresa saludable y sostenible.

En la consultoría técnica diseñamos y mejoramos sus menús, sus recetas o escandallos y productos. Realizamos los valores nutricionales obligatorios que hay que incluir en el etiquetado. Podemos certificar la calidad de sus productos alimentarios. Además promovemos la educación en la seguridad alimentaria y la nutrición, con formaciones específicas y profesionales en diferentes formatos, con una amplia oferta formativa.

Para saber más

Aquí os dejo el enlace para saber de mis servicios .

Aquí os dejo el enlace para conocer las páginas de Tecoal y Microal.

 

¿Qué? ¿Cuándo? ¿Cómo?

El día viernes 24 de Enero de 2020 van a emitir una entrevista conmigo en directo. La emisora es Onda Capital, en la 95.1. El alcance de la emisora será Sevilla, ciudad y provincia, pero también está disponible en la web de la emisora.

¿De qué vamos a hablar en Onda Capital?

¡Vamos a conocernos! Por lo que explicaremos tareas y motivaciones que nos mueven en la dirección que hemos elegido. Puede ser una grata experiencia para conocernos tanto a la emisora como a mí. Ahora mismo trabajo más (y aprendo) con el grupo Microal-Tecoal. Así que os animo a escucharnos y así podemos conocernos.

Además veremos temas actuales de opinión en Alimentación, Nutrición y Dietética. Siempre contado desde un punto de vista muy interesante. Mis especialidades son Microbiología y Genética. Seguro que hablaremos de temas interesantes relacionadas con la microbiota y el microbioma.

¡Un detalle más!

Me encanta que sea una asociación radiofónica la que gestiona la emisora, así favorecemos el tejido asociativo en la ciudad de Sevilla. Dicha asociación se llama PinoLoco y me recuerda a algunos amigos y amigas que viven por la zona donde se realizará y transmitirá. Un abrazo para estas personas a las que no veo con la frecuencia que me gustaría o que ahora se encuentran en otra ciudad.

Os dejo el link aquí del programa Una hora para ti en Onda Capital.

El resultado

Mi opinión concuerda con lo que esperaba. Hemos compartido un momento que marca un inicio.

Abajo tenéis el programa.

La búsqueda de alternativas al plástico tiene una mala noticia. Y es que el uso de plásticos biodegradables compuestos por PHB generan nanoplásticos indigeribles y acumulables.

Del poli - hidroxi - butirato al Nanoplástico.

El PHB es un compuesto que ciertas bacterias producen y degradan como reserva energética. El catabolismo de estos microorganismos libera al medio nanoplásticos no digeribles o secundarios, que entran en la cadena trofica en el mar. Los productores primarios, bacterias y algas, lo absorben sin poder excretarlos. Del krill al pescadito, del pescadito al pescado, del pescado a su intestino. Pasando así por toda la cadena que van acumulando estas pequeñas partículas cada vez en mayor cantidad. Ese proceso se llama bioacumulación.

¿Podemos evitar los nanoplásticos?

¡De momento no! La ciencia avanza rápido pero no al mismo paso que nosotros consumimos plástico. ¡No quiero decir comerlo, claro está! Pero sí que lo consumimos al usarlo y estamos rodeados de ellos.

Entonces: podemos evitar su uso y comprar con bolsas de tela o reutilizables. Comprar alimentos y productos que no estén envasados en plástico. Comprar a granel. Reutilizar los botes que ya tenemos con detergentes, jabones, pasta de dientes, cremas o suavizantes para la ropa elaborados por nosotros/as. Seguro que podemos encontrar muchos tutoriales en internet.

Nanoplásticos de los tejidos

Nanoplásticos en el pescado

La EFSA (Agencia de Seguridad Alimentaria Europea) ya está estudiando los microplásticos y los nanoplásticos. Ya desde 2014 lo tienen como un riesgo emergente y urgente de resolver. No existen métodos de detección de nanoplásticos en los alimentos, por fortuna si existen para microplásticos. La mayor preocupación son los productos que vienen del mar. Otro eje prioritario es la transformación de los microplásticos en nanoplásticos en nuestro intestino por la acción de la microbiota intestinal. Todavía no hay una legislación que los trate como contaminantes alimentarios.

El dilema de eliminar de la dieta los productos marinos se debe a que tienen nutrientes esenciales para nosotros/as. No podemos sintetizarlos y es necesario consumirlos. Aunque tenemos muchas alternativas vegetales. ¿Y el pescado de piscifactoría? Se están estudiando los piensos para su cría; no tienen las mismas características que el salvaje. Además, hay un factor ético debido al estrés y a las condiciones de vida de esos peces. La decisión al final es personal y las cartas no están todas sobre la mesa.

Enlace a la noticia sobre nanoplásticos.

 

Colaboración con TECOAL

¡Afortunado de colaborar con TECOAL en las Jornadas Profesionales Sopeña esta semana y la que viene! He realizado una charla de alimentación y hábitos saludables y confección de menús y platos. Próximamente,  Vanesa García, gerente de TECOAL, complementará la formación con la charla mitos alimentarios. Una gran labor entre todos que pone de manifiesto la necesidad de formación adicional en escuelas e institutos.

Mi relación con TECOAL

TECOAL ha sido una pieza clave en mi formación en la industria alimentaria. Me he llevado muchas cosas positivas además de la formación y experiencia que he recibido. El Departamento de Nutrición sigue creciendo a medida que las empresas alimentarias se adaptan a las nuevas leyes y normativas. Cómo podéis ver no sólo en temas de seguridad alimentaria. También interesa a cualquier empresa en formación a sus trabajadores, en conocimiento de la legislación y su aplicación... Y por supuesto en las mejoras nutricionales y diseño de menús y platos. Éstos son saludables o con otros fines nutricionales (para deportistas) y adaptados a diversas patologías.

La propuesta publicada en La Sexta

Hace dos días salió una noticia. La Sociedad Española de Obesidad pide una Ley que permita a los trabajadores realizar ejercicio en el centro de trabajo y en horario laboral. Al más puro estilo USA. Dejo el enlace aquí para que os situéis mejor. La verdad es que la propuesta de Ley me hizo pensar mucho y generó un debate interno. Además tengo experiencia en este tema, una vez tuve un gimnasio en mi antiguo centro de trabajo. La experiencia en Estados Unidos muestra una serie de inconvenientes. Al mobbing laboral se le suma el mobbing por motivos de salud. Además se establecería un sistema biomédico que busca la enfermedad en el individuo y no en su entorno. ¿Me ayuda a analizarlo mejor?

Ley que regule el horario laboral

Lo realmente importante es que se regulen los horarios laborales. Qué den lugar a que los empleados y empleadas puedan disfrutar de sus hijos, de realizar ejercicio, de poder hacer de comer... De tener, en definitiva, vida personal, social y familiar. Las propuestas son buenas pero no sólo es la práctica deportiva lo importante para luchar contra la obesidad. Hay muchos aspectos de la vida de un trabajador o trabajadora que favorecen esta lucha y su bienestar dentro de la empresa. Está muy bien que una empresa tenga a disposición material deportivo para los empleados, ¿pero quién los guía en esos momentos? ¿La empresa va a pagar a un profesional para estar allí y atenderles en los momentos en que se pueda parar de trabajar para realizar ejercicio? ¿Cuántas empresas pueden permitirse algo así? Al final el peso recae sobre los propios empleados y empleadas.

Por Ley también...

¿Debería premiar la empresa a los más saludables y sostenibles? La concienciación de un empleado o una empleada debe nacer de su educación y su cultura. De personas que, en general, dispogan de tiempo para realizarse en su vida. Si no, deberíamos volver a que nos paguen por reciclar y otros incentivos que se perdieron en el camino... Ya en broma, me imaginaba un inodoro con pedales y una dinamo para estar en tu puesto. Trabajas, haces ejercicio, no necesitas ir al baño y estas produciendo electricidad limpia gratuita. ¡Todo en uno!

Gracias a Ángela Solano Caballero por su colaboración.

Fosfatos. Colaboración con El Pais.

Hace un par de días me sorprendieron: me llamaron de El País para realizar una entrevista. El tema eran los fosfatos, un nuevo estudio que ha relacionado el exceso de fosfatos con el sedentarismo. Un curioso artículo científico que se suma a los que ya se han desarrollado y que algunos hemos visto en mi web.

Alteraciones del fosfato sobre la microbiota.

El exceso de fosfatos en la dieta ha de pasar la barrera intestinal formada por nuestra microbiota intestinal. Primero comen nuestras bacterias, luego nosotros. El desequilibrio de sales en el intestino promueve una disbiosis. Crecen las especies que promueven la producción de ROS (especies reactivas de oxígeno) y urotoxinas (indoxil fosfato y p-cresil sulfato).

Otro factor que puede alterar nuestra microbiota es el equilibrio entre los iones calcio y fósforo, relación que debe ser 1 a 1. El exceso de fosfato respecto al calcio provoca la reducción de las poblaciones de especies de Clostridium. Esta especie esta implicada en la producción de ácidos grasos de cadena corta. Los cuales se relacionan con un aumento del consumo de oxígeno durante la práctica deportiva.

Además el fosfato...

Pasada la barrera microbiana, una vez que está el exceso de fosfato en nuestro organismo puede actuar de diversas formas. El fósforo tiene muchas funciones en el metabolismo. Muchas de las enzimas de nuestras propias rutas metabólicas están controladas por la concentración de fosfato inorgánico. En especial las enzimas implicadas en el metabolismo energético (grasas y azúcares).

Al igual que el fosfato controla la acción enzimática también controla la expresión de ciertos genes. En el caso del artículo sobre genes relacionados con la síntesis de ácidos grasos en el músculo esquelético. Y usarlo como combustible mientras se realiza ejercicio físico. La baja expresión de los genes hace que se consuma menos cantidad de oxígeno por parte del músculo, el cual no puede oxidar las grasas para obtener energía.

Enlace al artículo de Buenavida de El País

El frito variado

Toca hacer una evaluación del año y por eso el título de frito variado. Frito debido a la sensación propia. Variado respecto a la diversidad de los acontecimientos de este año. No quiero extenderme mucho, así que seré escueto.

Los fritos no nutritivos

Sólo plantearme el ser autónomo me causa una gran decepción, es imposible en España. Cada día voy mejorando en muchos aspectos. Económicamente no lo suficiente, no puedo plantearme pagar tanto. Si las personas y empresas no tienen dinero, ¿cómo van a invertir en mejorar su calidad de vida o en la calidad de sus productos?

Una señal de esas mejoras es que han contactado conmigo para poner anuncios en mi web. He tenido que decir que no, pues no quiero promocionar casas de apuestas. Trabajo eliminando malos hábitos: ¿cómo pueden pensar en que yo promocione el juego? Otros excesivamente insistentes al respecto son los productos financieros, empeñados en que compremos su humo sin garantías de reposición ni éxito.

Los no tan fritos

Los pequeños trabajos realizados en empresas me dejan un buen sabor de boca. El diseño de platos elaborados para deportistas conservados con métodos naturales ha sido un éxito. Espero pronto poder compartir con vosotros el resultado.

El máster que he hecho este año también ha sido una experiencia muy positiva. Mi trabajo fin de máster sobre cómo afectan los aditivos alimentarios a la microbiota intestinal ha supuesto dos importantes detalles que me enorgullecen. Primero, he sido invitado por CODINAN para hacer la ponencia en su congreso anual de 2019. Segundo, el departamento de Microbiología de la Universidad de Sevilla ha realizado un vídeo en relación a la curiosidad despertada por mi trabajo. Desde aquí muchas gracias a mi tutor José María. Aquí tenéis el vídeo.

Un gran abrazo y feliz año 2019

Como en la vida de casi todas las personas, hay fritos buenos y no tan buenos en este año que pasa. Espero que este año podamos dedicar más tiempo a guisar acontecimientos nutritivos. Y dejarnos de ingerir tanta grasa (necesaria) para poder tragar los acontecimientos negativos.

Una revisión examina el rol de los metales de transición dietéticos en la microbiota.

Una de las estrategias usadas por los vertebrados para defenderse de los patógenos es secuestrar los metales de transición. Éstos son Manganeso, Hierro, Cobalto, Níquel, Cobre y Zinc. Los metales de transición son requeridos para  la supervivencia de los patógenos intracelulares y extracelulares. Este proceso de inmunidad nutricional conlleva a una respuesta evolutiva por parte de las bacterias en respuesta al mecanismo de defensa.

Para los mamíferos y la microbiota, los metales de transición son necesarios como cofactores de enzimas o como parte de estructuras. Además en grandes cantidades pueden ser tóxicos, de manera que es vital mantener la homeostasis de estos metales. Más allá del Zinc y el Hierro, el resto de estos metales de transición participa de una manera u otra en la homeostasis intracelular y extracelular de nuestras bacterias.

La revisión muestra las relaciones entre deficiencia y excesos de los metales y su relación con las enfermedades.

La deficiencia de Zinc conduce a un desequilibrio de la microbiota intestinal alejándola del perfil sano. Akkermansia muciniphila crea un ambiente pro inflamatorio que favorece las infecciones por especies de Enterobacterias asociadas a la disbiosis intestinal. El correcto aporte de Zinc inhibe directamente la virulencia de los potencialmente patógenos Enteroccocus. Además promueve el crecimiento de especies específicas que compiten con éstos. En cambio, el exceso de Zinc altera la microbiota reduciendo la resistencia a la infección por Clostridium difficile.

De forma paralela, la deficiencia de Zinc más el exceso de Hierro reduce la diversidad bacteriana en el intestino del hospedador. Se produce un incremento de Enterobacterias, muchas de ellas potencialmente patógenas. Precisamente son las Enterobacterias las que más tipos de sideróforos codifican en su genoma. Por ahora los datos de los cambios en la microbiota para el exceso o defecto de manganeso permanecen sin explorar.

La revisión estudia también cómo los cambios dietéticos de los metales afectan al sistema inmune.

Como he mencionado, la deficiencia de Zinc produce una mayor susceptibilidad a la infección. Ésto se debe a la depresión de la respuesta adaptativa inmunológica. La deficiencia de Zinc hace que las bacterias se repliquen lentamente. Algunos patógenos presentan ventajas evolutivas para adquirir el poco Zinc que haya en el intestino. La suplementación de este mineral debe ser tratada con mucha cautela ya que puede promover el sobre crecimiento de estos patógenos.

El exceso o defecto de Hierro  también tiene un gran impacto en el crecimiento bacteriano. El exceso incrementa el riesgo de muerte por Mycobacterium tuberculosis. El ambiente alveolar normoférrico es nuestra primera defensa innata. Unos alveolos llenos de hierro aumenta el riesgo de entrada de tuberculosis. Por otro lado, nos situamos en la deficiencia de Hierro con tratamiento de suplementación. Ésta se relaciona con Plasmodium, el parásito de la malaria, y con el riesgo de comorbilidad de la bacteriemia. Se produce un aumento de las especies Gram positivas y negativas con preferencia por el hierro hemo (el hierro sanguíneo). Así pues debe tenerse en cuenta en la suplementación de Hierro que puede aumentar el riesgo de infección por estos patógenos.

Una dieta variada asegura todos los metales de transición.

Para terminar quiero comentaros que una dieta variada es suficiente para asegurar todas las vitaminas y minerales necesarios. Una dieta variada es rica en frutas y verduras y con las cantidades adecuadas de alimentos ricos en hidratos de carbono y proteína. El truco de este equilibrio son los hábitos. La suplementación implica unos riesgos. Los sumplementos deben tomarse en caso de necesidad absoluta. Si tiene necesidades nutricionales no dude en contactar conmigo.

Fuentes:

Lopez CA, Skaar EP. The impact of dietary transition metal son host-bacterial interactions. Cell Host Microbe. 2018. 23(6):737-48. DOI: 10.1016/j.chom.2018.05.008

www.gutmicrobiotaforhealth.com

¿Te gusta? ¡Interacciona! :)