Saltar al contenido

¿FODMAP? Qué son y su relación con el colon irritable

Reducir FODMAP es una posible alternativa

La dieta baja en FODMAP (Polioles y Monosacáridos, Disacáridos, Oligosacáridos Fermentables) resulta efectiva para reducir los síntomas, pero tiene sus particularidades y sus retos. ¿Los vemos?

En general, en el síndrome del intestino (Bowel) irritable (IBS, en inglés) existe uno o varios elementos de la dieta que disparan los síntomas. A un 20% le afectan las proteínas y las grasas saturadas asociadas a ellas, la dieta vegetariana y vegana funcionan también para estas personas. Al resto, el 80% de estos pacientes, los elementos que pueden activar la enfermedad son:

  • Fructanos (en Alcachofas, Cebada, Cebolla, Ciruela, Coliflor, Espárragos, Guisantes, Manzana, Mango, Melocotón, Nectarina, Pera, Puerros, Sandía, Setas y Trigo)
  • Gluten (Avena, Cebada, Centeno y Trigo)
  • Aglutinina (Germen de Trigo)
  • Inhibidores de tripsina (Anacardo, Pistachos y todas las legumbres).

Algunos de estos componentes se usan además como aditivos alimentarios (en galletas y snacks, leche y derivados, carnes procesadas y productos light/sin azúcar). Según la lista una de las dietas FODMAP, sin legumbres o sin Gluten puede ser la solución a los síntomas del IBS.

No sólo es eliminar esos alimentos de la dieta

Además de estos elementos puede haber otros que todavía no se han estudiado. De hecho, sólo al 50% de los pacientes les ha funcionado la dieta baja en FODMAP. Y hay que tener cuidado pues de momento también se conocen efectos secundarios no deseados. Para comenzar altera la microbiota intestinal, reduce ciertos grupos como las bifidobacterias y el número global de bacterias. Puede además afectar a la calidad de la dieta y especialmente al aporte de fibra, hierro y calcio si se usa de forma prolongada. Necesita un control dietético por un especialista, ya que no todos los pacientes tienen la misma respuesta.

El control debe realizarse entonces incorporando otros elementos que salven en cada caso ese efecto colateral. Para no alterar la microbiota se pueden incluir alimentos probióticos (verduras fermentadas, quesos brie, camembert y feta, tempeh) o probióticos en cápsulas. Los nutrientes fibra, hierro y calcio se pueden optimizar a través de la dieta, pero llevando un control.  Además el paciente debe realizar un gran esfuerzo  para seguir la dieta ya que ciertas pautas son estrictamente necesarias para que tenga éxito. Como son reducir las comidas sociales, costear ciertos alimentos  o saber leer etiquetas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Te gusta? ¡Interacciona! :)

error: Content is protected !!